Escribe aquí tu email y recibirás estos artículos directamente en tu buzón de correo

El activismo y "el loco de las botellas"

Las buenas ideas y la cooperación entre las personas nos ayudan a hacer un mundo mejor. 




NOTA: Si te ha gustado, por favor comparte. Y si quieres hacer algún comentario, me será muy útil y de gran interés.

Telf.: 605 52 52 81

La frase de hoy


"El día que comprendí que lo único que me voy a llevar es lo que vivo, empecé a vivir lo que me quiero llevar."


NOTA: Si te ha gustado, por favor comparte. Y si quieres hacer algún comentario, me será muy útil y de gran interés.

Telf.: 605 52 52 81

Desconexión


Vivimos en un mundo que cada vez nos exige más y más. Pasamos cada vez más tiempo y dedicamos más esfuerzos al trabajo. También hay que estar “al día” y hacer cursos, aprender o perfeccionar idiomas, reciclarse, leer, ir a symposiums, ferias…
Hay que cuidar la casa, la alimentación, de nosotros mismos. Nos presionan para que llevemos una vida sana y equilibrada. Hay que hacer deporte: salir a correr o ir al gimnasio.
También hay que cuidar la estética: y no sólo las mujeres, peeling, depilación, peluquería…
Si tenemos niños, la cosa se multiplica: para ser “buenos padres” debemos participar en las actividades escolares, hacer vida social, acompañar a los hijos a fiestas, reuniones, teatro, salidas, deportes…
Tenemos que tener aficiones, relacionarnos, hacer vida social, salir, hacer actividades, ver a la família, celebrar todas las fiestas, aniversarios, fechas señaladas…

¿Y cuándo desconectamos? ¿Cuándo tenemos un espacio para no hacer nada y relajarnos?

¿Nos hemos planteado un fin de semana en el que, simplemente, no hagamos planes?

Probablemente, sólo cuando estamos enfermos. Entonces, está justificado.

¿Qué os parecería desconectar el móvil, decirle a todo el mundo que no estamos y estar en casa, escuchar música, leer, dormir… comprar comida preparada, llenar la bañera y poner velas y música?

¿Y escaparos un fin de semana a un sitio tranquilo, solos o con la pareja, o con un amigo o amiga, y simplemente pasear, contemplar el paisaje, mirar el mar, la montaña, la naturaleza…?

Simplemente una tarde, un par de horas… pero es importante desconectar de vez en cuando, liberarnos de tantas obligaciones y descansar. A menudo nos olvidamos de hacerlo. Y estos reencuentros con nosotros mismos son muy productivos para ordenar las ideas, renovar energías y tomar perspectiva de cómo nos dejamos arrastrar por un torbellino de actividades, imposiciones y auto-exigencias.

Tenemos derecho a un tiempo para nosotros. Un tiempo privado, secreto, de desconexión. De reencuentro con nosotros mismos. Nos lo merecemos.


NOTA: Si te ha gustado, por favor comparte. Y si quieres hacer algún comentario, me será muy útil y de gran interés.

Telf.: 605 52 52 81

Entradas populares